Roger “Pequeño” Quintin, un pionero del pádel

Tras la triste pérdida de Javier Maquirriain la pasada semana, este lunes nos dejaba otro jugador legendario, el marplatense Roger “Pequeño” Quintin fallecía a la edad de 62 años. Nacido en Venezuela, de padre francés y madre española, durante muchos años residió en Mar del Plata hasta hace poco tiempo que se trasladó a Francia para recibir tratamiento médico debido a una enfermedad.

Proveniente de una familia de excelentes deportistas, hermanos y padre, Roger “Pequeño” Quintin tenía unas cualidades innatas que le hacían resaltar en el deporte, como por ejemplo con la natación, donde asombraba por su talento y estilo. Tambien en el tenis destacó con una relevante trayectoria como jugador en el Club Náutico Mar del Plata participando tanto en Torneos nacionales como internacionales, incluyendo rondas clasificatorias de Roland Garros.

A principios de la década de los 80, en Argentina empezaba un verdadero fenómeno social que da origen al actual desarrollo e implantación del pádel. “Pequeño” fue uno de aquellos primeros jugadores que llamaba la atención por su juego sobre la pista. En una época donde aún no existían profesores ni entrenadores solo se podía aprender viendo a los mejores y Roger Quintin fue uno de los primeros jugadores profesionales de pádel que destacaba por su técnica, táctica y entrega sobre la pista. Todos miraban y aprendían de un “Pequeño” que se convertía en todo un referente para posteriores jugadores y jugadoras. Fue todo un pionero, un ídolo para todos.

Comenzó a jugar con Enrique Espinosa, Fredy Safourett y Rodolfo Usuna. Formó una dupla muy exitosa con el joven Franco De Paoli y ya entrando en la primera etapa del profesionalismo compartió triunfos con Leonardo Cattáneo, Severino Iezzi y con Alberto Pizzolo conformaron una pareja emblemática que marcó un antes y un después en la historia del pádel.

“Pequeño” y Pizzolo representaron en varios torneos al complejo Play Time, convirtiéndose así en los primeros jugadores profesionales en recibir dinero por llevar el logo del club en sus equipaciones deportivas y tener a disposición un reconocido entrenador, Federico Maidana, en la parte física. Roger Quintin y Alberto Pizzolo alcanzaban en 1989 el máximo esplendor al proclamarse campeones en la Final del Torneo Nacional venciendo a Alejandro Lasaigues y Horacio Álvarez Clementi, en lo que se convirtió en un clásico enfrentamiento de los 80. También tuvieron una participación destacada en las primeras ediciones del Torneo Hispano Argentino. Roger “Pequeño” Quintin jugó también con Ricardo Cano, Gustavo Fernández, Luis Pozzoni, Gustavo Aguirre y Alfredo Bidabehere, su último compañero como profesional hasta su retirada el año 1990.

Con su carismática personalidad, “Pequeño” rápidamente se dió cuenta a que el deporte del pádel comenzaba a ser un buen espectáculo, de calidad, que convocaba un número significativo de público y que fabricantes de palas y pistas, organizadores de eventos y empresas de indumentaria deportiva comenzarían a beneficiarse tarde o temprano del fenómeno social del pádel. Se convirtió en el primer impulsor del pádel profesional.

Desde la Federación Internacional de Pádel expresamos nuestras más sinceras condolencias a la familia y amigos de  Roger Quintin. “Pequeño” hasta siempre.